Denuncian la detención en Venezuela del famoso periodista Luis Carlos Díaz

215
Compartir

El conocido periodista venezolano Luis Carlos Díaz fue detenido este lunes por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), según denunció su esposa, la también periodista Naky Soto.

Díaz, que trabaja en la emisora Unión Radio Noticias de Caracas y es crítico con el gobierno de Nicolás Maduro, fue visto por última vez cuando salía de la radio para dirigirse a su casa, según informó el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela (SNTP) en su cuenta de Twitter.

A las 2:30 de la mañana, miembros del Sebin acudieron a la residencia de Díaz y de su pareja.

El sindicato aseguró que los agentes confirmaron la detención de Díaz, que fue llevado hasta allí esposado para presenciar el registro de la vivienda.

Según afirmó en un comunicado la ONG Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea), los funcionarios afirmaron que el arresto se debía a “delitos informáticos”.

El SNTP añadió además que Díaz se encuentra en el Helicoide, sede del Sebin denunciada como lugar donde se realizan detenciones ilegales e incluso torturas.

Tres días antes, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela (ANC), Diosdado Cabello, alto dirigente del oficialismo, había difundido un video en el que aparecía Díaz explicando qué hacer si Venezuela llegaba a una situación de “blackout”, es decir, un apagón informático.

ApagónDerechos de autor de la imagenEDILZON GAMEZ
Image captionGran parte de Venezuela no tiene luz desde el pasado jueves.

“Así fue como prepararon la derecha local y la derecha rancia gringa lo que ellos llamaron ‘operación blackout’, que busca colapsar al país saboteando el centro de operaciones de generación del Sistema Eléctrico Nacional, del que dependen la mayoría de los servicios públicos”, escribió Cabello, dando a entender que había alguna relación entre el periodista y el apagón que el país sudamericano vive desde el jueves pasado.

Díaz, como explicó su esposa a BBC Mundo, “amén de ser periodista, es un activista de derechos humanos”.

“Ha trabajado durante muchísimos años haciendo talleres para organizaciones de derechos humanos y enseñando a mucha más gente a usar de manera adecuada sus redes a favor de la libertad, de la libertad de expresión”, afirmó por teléfono.

“La acusación que versa sobre él es tan falaz tan absurda que parece irrealque lo hayan detenido… Lamentablemente, en Venezuela no estamos bajo estado de derecho”, lamentó.

Según el SNTP, Díaz había recibido amenazas a través de las redes socialesen los últimos días.

Incluida en la orden de detención

Soto aseguró en un video difundido en Twitter que la operación duró hasta las 4:00 de la mañana y convocó a los venezolanos a acudir este martes a las fiscalía para exigir la liberación de su esposo.

Según Provea, que estuvo presente durante el allanamiento, el acta levantada por las fuerzas de seguridad registra que estas se llevaron cuatro teléfonos celulares, tres laptops y un disco duro.

Soto y Díaz
Image captionNaky Soto y Luis Carlos Díaz son periodistas en Venezuela.

Luis Carlos Díaz afirmó haber sido golpeado y que los agentes se habían llevado también dinero en efectivo, sin hacerlo constar en acta, según informaron Provea y el SNTP.

La ONG explicó que Díaz “debería” ser trasladado a un tribunal en las próximas horas para que el Ministerio Público formalice los cargos o lo deje en libertad.

Según dijo Soto a Provea, los agentes del Sebin le informaron que ella “también se encontraba en la orden de aprehensión” pero que debido al cáncer que padece no iba a ser arrestada de momento, pero denunció presiones para que no denunciara.

Díaz también cuenta con la nacionalidad española, por lo que la embajada en Caracas de ese país se puso en contacto con su familia y con las autoridades venezolanas para informarse de la situación del periodista, según dijeron fuentes del Ministerio de Exteriores de España a la agencia de noticias EFE.

Esta noticia se suma a otras de periodistas detenidos que ha habido en los últimos meses, como la del reportero alemán Billy Six, que aún se encuentra detenido en la prisión del Helicoide, sede del Sebin, acusado de espionaje, rebelión y de “violar zonas de seguridad”. O la breve detención y deportación de tres periodistas de EFE.

Compartir