Piden que le den “parao” a la violencia escolar

100
Compartir

La violencia escolar cada vez escala más dentro de los centros educativos. Expertos consideran que la misma se puede calificar de tres maneras: la violencia entre alumnos, la que se da entre alumnos y maestros y la que se origina entre trabajadores de la institución con el resto de la población que allí convergen.

Hoy en día es muy común ver dentro de las escuelas y liceos riñas y disputas entre los alumnos, ya sea por diferencias de opiniones, pensamiento o por autoridad lo que ocasione que algunas veces el aula de clases se convierta en un campo de batalla en vez de un lugar donde si imparte conocimiento.

Gisela Brito, especialista escolar, señaló que las actitudes violentas de un niño o adolescente generalmente se dan porque estos provienen de un núcleo familiar donde la violencia es la protagonista. Aseguró que los niños, en su mayoría, siempre van a reproducir el trato y la forma de comunicación que tengan en su hogar. Si esta es agresiva así lo manifestarán en su entorno, especialmente en la escuela que es uno de los lugares donde pasa la mayor cantidad de tiempo.

Ante una situación de violencia escolar entre alumnos, el maestro es la figura principal para que en las aulas de clases reine el respeto y la sana convivencia entre los estudiantes. Es importante que dentro de las aulas el educador refuerce valores como el respeto, la solidaridad y el buen trato hacia los demás para la sana convivencia entre estudiantes.

Una de las recomendaciones que ofrece la especialista es que el maestro utilice la comunicación efectiva con sus alumnos. La misma consiste en trasmitir un mensaje de manera clara y directa tratando a la persona que lo recibe de forma respetuosa y amable.

Si la violencia escolar se da entre niños de 4 a 6 años, lo más recomendable es hacerle ver al pequeño que su actitud violenta no es buena, esto se hace a través del ejemplo, con el objetivo de que el infante capture el mensaje que se quiere transmitir.

En el caso de niños entre 8 y 13 años lo más recomendable es que el maestro haga notar su figura de autoridad y que a través de la ya referida comunicación efectiva se logre un acuerdo entre las partes involucradas.

La especialista también declaró que es importante que dentro de la escuela se impartan talleres que refuercen valores esenciales para una sana convivencia como el respeto, la tolerancia entre otros.

El papel de los padres también es indispensable para disminuir la violencia dentro de la escuela, pues representan la figura principal del niño y el adolescente. Estos son el modelo principal a seguir. El comportamiento de los progenitores determinará el comportamiento del infante por lo que es necesarios que dentro del hogar reine un ambiente en el que prevalezca el buen trato y estén presentes los valores fundamentales para la buena relación con los demás.

También es importante señalar que la comunicación es un elemento fundamental para relacionarse con las personas, es por esto que tanto maestros como padres deben inculcar estar herramienta como la forma más acertada para resolver los problemas que se presenten debido a que esta actividad es esencial para la resolución de conflictos.

Además, es fundamental que los valores siempre estén presente en los estudiantes esto como base fundamental para que tengan una connivencia pacífica en cualquier entorno.

 

Compartir