Reunión secreta en Washington sobre el “uso de la fuerza en Venezuela”

136
Compartir

Habrían participado actuales y ex funcionarios estadounidenses. Y representantes de Juan Guaidó.

Un grupo de expertos del think-tank estadounidense Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, según sus siglas en inglés) organizó la semana pasada una reunión secreta sobre el “uso de la fuerza militar en Venezuela“. Así lo informó el periodista de investigación estadounidense Max Blumenthal.

Según Blumenthal, el CSIS –una institución bipartidista fundad en 1962 sobre asuntos de defensa y seguridad nacional de los Estados Unidos, con sede en Washington– reunió a un grupo de asesores sobre América Latina de Donald Trump en una mesa redonda para discutir un eventual ataque militar en Venezuela. La reunión, siempre según Blumenthal, incluyó a un ex alto jefe de Comando Sur de Estados Unidos (SOUTHCOM), a un general colombiano y a funcionarios de USAID –la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional–, y del Consejo Nacional de Inteligencia (NIC).

Blumenthal escribió un artículo en el sitio thegrayzone.com, en el que expone algunos detalles del encuentro, y los nombres de quienes participaron. También publicó la lista de participantes en su cuenta personal de Twitter.

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter

Max Blumenthal

@MaxBlumenthal

Exclusive: DC’s @CSIS hosted a who’s who of Trump Latin America advisors for a private roundtable to discuss waging a US military assault on Venezuela. The meeting included the former head of SOUTHCOM, a Colombian general and USAID & NIC officials. https://thegrayzone.com/2019/04/13/us-military-attack-venezuela-trump-csis-invasion/ 

669 personas están hablando de esto

El encuentro habría ocurrido el 10 de abril bajo la consigna de “Evaluando el uso de la fuerza militar en Venezuela”.

Dos participantes del encuentro confirmaron a The Grayzone que la reunión existió. Pero rechazaron dar información al respecto.

En total habrían participado unas 40 personas, en un encuentro off the record para analizar una potencial acción militar de Estados Unidos contra Caracas. Entre esas personas, estaban algunos de los más influyentes asesores de Donald Trump sobre Venezuela. En la lista figuraban tanto ex como actuales funcionarios del Departamento de Estado, del Consejo Nacional de Inteligencia y del Consejo de Seguridad Nacional, junto con el almirante Kurt Tidd, quien hasta hace poco era el comandante del Comando Sur.

Tidd es un almirante de la Marina de los Estados Unidos. Y fue el último comandante del Comando Sur antes de la asignación del actual titual, el almirante Craig Faller.

Faller curiosamente dijo la semana pasada que Estados Unidos “podría” encabezar una intervención militar en Venezuela para desalojar a Maduro si éste sigue en el gobierno para fin de este año.

“Estamos en alerta; la crisis en Venezuela podría llegar a ese nivel a fines de este año si Maduro sigue en pie; sería así de grave”, subrayó Faller.

Funcionarios de alto nivel de las embajadas de Colombia y Brasil, como el general colombiano Juan Pablo Amaya, así como representantes del gobierno en las sombra del opositor venezolanoJuan Guaidó, también participaron en la reunión.

Sin embargo, en una entrevista exclusiva con ClarínGuaidó rechazó una intervención militar en Venezuela.

“Aquí (en Venezuela), de hecho, ya existe intervención militar ilegítima como la rusa y la cubana permitida por (Nicolás) Maduro. Y el único que puede autorizar una misión e intervención extranjera es el Parlamento nacional. Esto elimina cualquier posibilidad de intervención militar“, dijo Guaidó a Clarín.

Con todo, según Blumenthal, el encuentro organizado por el CSIS sugiere que la administración Trump está explorando las opciones militares más seriamente que antes, posiblemente debido a la frustración por el hecho de que ninguna otra herramienta ha funcionado para que Maduro caiga.

Según Blumenthal, el encuentro ocurrió el 10 de abril a las 3 de la tarde.

“Hablamos sobre opciones… eh… opciones militares en Venezuela. Esto ocurrió a principios de la semana”, admitió Sarah Baumunk, una investigadora que trabaja con el Programa Americas del CSIS, quien también figuraba en la lista de participantes. Pero se negó a dar más información.

Compartir