Crisis en Venezuela: “Maduro debe preguntarse si hay alguien en su régimen en quien pueda confiar”

197

Mientras muchos se cuestionan aún qué fue exactamente lo que ocurrió con el “levantamiento” impulsado por Juan Guiadó esta semana en Venezuela y, sobre todo, cómo queda la oposición ahora, Estados Unidos considera que estos acontecimientos muestran que Nicolás Maduro se está quedando solo.

“Fue un esfuerzo de su parte (de Juan Guaidó) para reunir fuerza suficiente para impulsar el final del régimen ilegítimo de Maduro e hicieron un plan para lograr esto con la participación de muchas figuras de alto perfil del régimen”, dijo Elliott Abrams, el representante del gobierno de Donald Trump para Venezuela, en entrevista este viernes con el programa Newshour de la BBC.

“Maduro realmente debe preguntarse hoy si hay alguien en su régimen en quien pueda confiar”, agregó Abrams.

En un video distribuido en redes sociales en las primeras horas del martes, Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional y reconocido como legítimo presidente interino por decenas de países, llamó a una movilización civil y militarpara derrocar a Maduro, como parte de la “fase final” de su “Operación Libertad”.

Guaidó estaba acompañado de efectivos militares y del dirigente opositor Leopoldo López, quien permanecía preso desde 2014, aunque en los últimos dos años gozaba del beneficio de arresto domiciliario bajo custodia del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin).ANUNCIO

Juan Guaidó.
Image captionJuan Guaidó llamó a una movilización civil y militar para derrocar a Maduro.

Tras su llamado, partidarios de la oposición salieron a las calles de Caracas y otras urbes, y se produjeron violentos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

El gobierno de Maduro considera lo ocurrido un intento de golpe de Estado, apoyado por EE.UU. y un “reducido” grupo de militares, e insiste en que el Ejército le sigue siendo leal.

“Una salida digna para Maduro”

El líder opositor presentó los sucesos del martes como el paso final hacia el “cese de la usurpación”, una meta para la cual había advertido desde hace meses que se requería el apoyo de los militares.

Sin embargo, tras horas de manifestaciones y enfrentamientos en las calles, la oposición solo recibió el apoyo de un grupo pequeño de militares. Nadie en la cúpula de las Fuerzas Armadas venezolanas se sumó al llamado de Guaidó.

Pese a todo, Estados Unidos lo considera un mensaje exitoso.

Elliott Abrams
Image captionElliott Abrams es el representante del gobierno de Donald Trump para Venezuela.

“Si estás en el ejército o en los servicios de inteligencia o incluso si estás en el palacio presidencial, sabes que la mayoría de las principales personas en el régimen llegaron a la conclusión de que Maduro realmente debe irse“, dijo Abrams.

“Estamos negociando con Guaidó y su gente sobre un plan sobre su partida”, agregó el representante estadounidense.

Ese plan, según Abrams, incluye “elecciones libres en no más de 12 meses”, “garantías y protecciones del gobierno para los miembros del régimen anterior” y “una salida digna para Nicolás Maduro”.

En cualquier caso, el enviado estadounidense reiteró que la opción militar “sigue y permanecerá sobre la mesa” para derrocar a Maduro.

Preguntado sobre qué pudo salir mal, Abrams considera que “quizás Guaidó eligió una fecha sin que los otros en el acuerdo entendieran que esa era la fecha para pasar de las negociaciones secretas a salir y correr riesgos en las calles, que Guaidó estaba dispuesto a correr, pero los otros no”.

“La historia nos dirá más sobre eso”.

Manifestación de partidarios de Nicolás Maduro este jueves en Caracas.
Image captionLos partidarios de Maduro también salieron a las calles esta semana.

Tras los hechos del martes, varios miembros del gobierno estadounidense aseguraron, sin ofrecer pruebas, que el propio Maduro estaba listo para “irse” pero fue disuadido por los rusos, algo que el propio presidente venezolano negó.

“Tenían un avión en la pista. Hasta donde sabemos, estaba listo para irse esta mañana. Los rusos dijeron que debía quedarse”, dijo el martes en una entrevista con CNN el secretario de Estado, Mike Pompeo.

El jefe de la diplomaciaestadounidense aseguró que el mandatario se iba a dirigir a La Habana. Maduro lo desmintió.