Tiroteo en El Paso, Texas: los padres que murieron para salvar a su bebé

78

Jordan y Andre Anchondo se encontraban en la tienda Walmart de El Paso cuando un joven blanco ingresó armado con un rifle de asalto y empezó a disparar contra la gente.

Estaban con su bebé de dos meses y su reacción inmediata fue protegerlo. Eso les costó la vida.

Pero el niño sobrevivió al tiroteo masivo que dejó un saldo de al menos 22 muertos.

El bebé resultó con heridas menores (fractura en dos dedos), provocadas probablemente por el peso del cuerpo de su madre al caer sobre él.

“Me dijeron que mi hermano intentó detener al atacante y lo hirió”, le contó a BBC Mundo Gilberto “Tito” Anchondo, hermano mayor de Andre.

Jordan y Andre Anchondo con uno de sus hijos
Image captionJordan y Andre Anchondo con uno de sus hijos

“Estoy triste y molesto por todo. Pero siempre recordaré a mi hermano como alguien que dio su vida para salvar a su esposa y posiblemente a otra gente. Actuó de forma heroica“.ANUNCIO

Fuera del hospital

La noticia del fallecimiento de Jordan se supo el mismo sábado, mientras que la muerte de Andre se confirmó el domingo.

Elizabeth Terry, tía de la joven, le dijo a CNN que cuando sacaron al bebé -Paul- de debajo de su cuerpo, el niño estaba manchado con la sangre de su madre.

Residentes de El Paso tras el incidente
Image captionEl Paso es una de las ciudades más seguras de EE.UU.

Ahora, el pequeño está recuperándose en su casa de una fractura en sus dedos.

“¿Cómo es posible que los padres vayan de compras escolares para morir protegiendo a su bebé de las balas?”, comentó Terry.

Andre había dejado la empresa familiar -un taller de reparación de autos- en 2018 y había establecido su propio negocio, una empresa de venta de piedra y granito para la construcción.

Jordan se dedicaba a cuidar a sus niños.

“Tito” Anchondo inició una campaña de GoFundme para recaudar fondos para los hijos de las víctimas.

Anchondo se pregunta cómo Skyler, una de las hijas, va a poder vivir con lo sucedido.

“El día del tiroteo era su cumpleaños y estaban planeando una fiesta. Estamos ahora pendientes de cuidar a los niños”.

Día letal

De acuerdo con las autoridades locales, fue uno de los días más mortíferos en la historia de El Paso, una ciudad de 680.000 habitantes vecina de Ciudad Juárez, una de las localidades más peligrosas de México.

Según señaló la policía, Patrick Crusius, de 21 años, fue el único atacante y no se resistió a los oficiales al momento de ser arrestado.

Menos de 24 horas después de este incidente, se produjo otro tiroteo masivo.

Este último tuvo lugar en la ciudad de Dayton, en el estado de Ohio y dejó 9 víctimas mortales más el tirador, que fue abatido por la policía.